Políticas que aumentan el poder de los trabajadores han protagonizado un papel central en construir nuestra clase media y proveer seguridad económica a millones de americanos/as. Reformas que el movimiento laboral ha liderado nos han traído una semana de trabajo de 5-días, bajas de enfermedad y otras protecciones básicas para trabajadores. Dado que las uniones construyeron la clase media, no es coincidencia que, mientras que el movimiento trabajador ha sido menospreciado, la seguridad económica de la que disfrutan decenas de millones también está siendo amenazada.

Necesitamos reconstruir la clase media. Podemos hacer esto mediante la creación de más y mejores trabajos para la economía de hoy en día, mientras proactivamente nos preparamos para la economía que tendremos mañana. Fortalecer los movimientos de trabajadores es el primer y pas más esencial en este trabajo, de manera de cual no dejemos ningún trabajador o familia luchar solo.

Kamala sabe la importancia de esta lucha. Ella lo sabe por su madre, quien se mantenía despierta hasta tarde en la noche tratando de descifrar cómo iba a hacer para que todo funcionara. Ella lo sabe, despues de reunirse con una cantidad sinnúmero de maestros de escuela pública a lo largo del país, trabajando para educar a nuestros líderes del futuro. Ella lo sabe, despues de oportunidades como pasar un dia acompañando y escuchando a Oficiale de Seguridad de Detroit ymiembro de SEIUDelores McDaniel y aprendiendo de su lucha para mejorar condiciones de trabajo.

Como presidenta, Kamala va a restablecer el poder de los trabajadores para levantar la clase media. Ella se asegurará que cada trabajador pueda unirse a una unión y poder negociar mejores salarios, beneficios y condiciones en su lugar de trabajo. Ella responsabilizará a las corporaciones ante sus trabajadores. Ella apoyará a los trabajadores a medida que la economía evoluciona y juntos, lograremos reconstruir la seguridad económica de América.