En este momento, el sistema americano de salud cuesta demasiado y permite que las empresas de seguro arreglan las reglas de juego.. Kamala cree que la salud debería ser un derecho, no un privilegio de los que pueden pagarlo. Es por eso que tiene un plan de Medicare para Todos que garantizará cobertura para cada americano, reducirá los costos de cuidado de salud, permitirá elegir entre planes privados y públicos de Medicare y obligará a las empresas de seguro a jugar bajo nuestras reglas.

Cuando la mamá de Kamala fue diagnosticada con cáncer, fue uno de los peores días de su vida. Pero Kamala estaba tan agradecida que su mamá tenía Medicare. Ella cree que tenemos que garantizar Medicare para Todos.

El plan de Kamala de Medicare para Todos expande sobre el progreso hecho bajo Obamacare, inmediatamente ofrece acceso a participación en un Medicare mejorado, y hace la transición del país a un sistema de Medicare en el que todos estamos para que podamos enfrentarnos a las empresas de seguro y farmacéuticas. Su plan reducirá costos, mantendrá opciones públicas o privadas para planes de Medicare, y asegurará una transición sin tropiezos.

Cuidado de salud económico también significa enfrentándose a los fabricantes farmacéuticos y empresas de seguros privadas para poder bajar el costo de las medicinas prescritas. Esto es lo que Kamala ha hecho a lo largo de se carrera. Como Fiscal General de California, ella ganó más de $320 millones en un acuerdo judicial con empresas de seguro que defraudaron a californianos ancianos y personas discapacitadas. Como presidenta, Kamala continuará la lucha. Enjuiciará a fabricantes de opioides beneficiándose de la crisis de salud que han ayudado a crear, permitirá que Medicare negocie precios de recetas más económicos, y cerrará la puerta giratoria entre las empresas farmacéuticas y nuestro gobierno.

Kamala también cree que la salud no será nunca un derecho universal a menos que luchamos en contra de los ataques constantes al cuidado de salud de las mujeres. Por eso, como Fiscal General de California, Kamala dirigió una coalición de 16 Estados urgiendo a la Corte Suprema a proteger el acceso de las mujeres a cobertura de anticonceptivos bajo el Acta de Salud Económica (ACA), y, como Senadora, peleó en contra de los intentos de Presidente Trump en revocar la ley. Como presidenta, Kamala nombrará jueces que sepan que Roe vs. Wade es la ley del país, protegerá a Planned Parenthood de intentos republicanos de descontinuar apoyo económico de servicios de salud esenciales, y abordará el tema de las desigualdades raciales en acceso a cuidado de salud maternal. Los derechos reproductivos están protegidos por la Constitución y Kamala seguirá luchando hasta que estos derechos sean protegidos y garantizados en cada estado.