El Presidente Trump a denigrado y desvalorado a las mujeres, y ha puesto sistemáticamente los derechos de las mujeres en blanco durante su presidencia. El ha retrocedido las protecciones contra los ataques sexuales en las universidades, eliminó reglas para la igualdad salarial diseñadas en prevenir discriminación, y nominó jueces para la Corte Suprema quienes tienen la intención de invalidar la decision de Roe v Wade.

Los riegos nunca han sido tan grandes para las mujeres y sus derechos, y Kamala está lista encabezar esa lucha en contra de Donald Trump.

Kamala a luchado por las mujeres y niñas durante toda su carrera. Como una abogada nueva, Kamala se especializó en enjuiciar a individuales con cargos de agresión sexuales en contra de niños. Como Fiscal del Distrito, ella apoyó legislación para hacer el tráfico de humanos una ofensa grave. Como la primera mujer elegida como Fiscal General de California, Kamala eliminó la demora en procesar los kits de violaciones sexuales en su primer año en oficina. Como senadora, Kamala defendió los derechos de sobrevivientes de agresiones sexuales y encabezó la opocision a la nominación de Brett Kavanaugh para la Corte Suprema. Ella introdujo el EMPOWER Act para ayudar a terminar la cultura de miedo y silencio que sigue existiendo alrededor de la intimidación en lugares de empleo y co-patrocinó la legislación para proteger el derecho de las mujeres a tener acceso a un aborto seguro.

Como presidenta, Kamala continuará apoyando los derechos de mujeres y niñas. Ella protegerá a Planned Parenthood de ataques Republicanos para recortar fondos esenciales para servicios de salud, nominará a jueces que respeten la decisión de Roe v Wade, y inmediatamente rescindirá las reglas peligrosas y discriminatorias puestas en lugar por el Presidente Donald Trump para limitar acceso a anticonceptivos y abortos seguros en los Estados Unidos y alrededor del mundo.

Para Kamala, proteger los derechos de las mujeres también significa reconocer y confrontar prejuicios persistentes donde existen. Por ejemplo, hoy en los Estados Unidos el riesgo de muerte causado por el embarazo para mujeres Afroamericanas es de tres a cuatro veces más alto que el de mujeres blancas. Kamala cree que el cuidado médico de calidad es un tema de derechos civiles, y como presidenta, ella peleará para confrontar la desigualdad racial en el cuidado de salud maternal, aprobando su ley de cuidado maternal, una propuesta de ley que kamala introdujo en el senado en el 2018.

Kamala también luchará por los derechos económicos de las mujeres, demandando igualdad salarial, trabajará para asegurar que los trabajadores tengan acceso a la ausencia médica y de familia pagada, y se asegurará que el cuidado de calidad de niños para familias trabajadoras sea de precios razonables.

Otro problema afectando a las mujeres que omitimos e ignoramos a menudo en la conversación sobre los derechos de las mujeres: la seguridad en contra de las armas. Más de 1 millón de mujeres en los Estados Unidos hoy han sido disparadas o casi disparadas por su pareja íntima, y el 92 por ciento de todas las mujeres asesinadas con armas en países ricos son asesinadas aquí en los Estados Unidos. Kamala cree que es tiempo de actuar. Si el Congreso falla en aprobar una propuesta comprensiva para la seguridad con armas, dentro de sus primeros 100 días como presidenta, ella misma tomará acción ejecutiva, incluyendo cerrar el llamado “Boyfriend Loophole” que permite a parejas convictas de violencia doméstica comprar armas.