Sesenta y un millones de americanos viven con discapacidades. Cada uno de ellos merece igualdad de oportunidades, soporte y alojamiento. Es por eso que Kamala luchará para desmantelar las barreras hacia la igualdad de participación para todas las personas con discapacidades. Por ejemplo, muchos estados aún permiten que americanos con discapacidades reciban salarios bajo el salario mínimo. Esto no es correcto. Kamala eliminará estas leyes injustas de salarios y creará programas de becas para los estados para que ayuden a las personas con discapacidades a prepararse y a retener empleos.

En las aulas, ella trabajará para financiar completamente la Ley de IDEA para que personas con discapacidades tengan la educación que se merecen y aseguren oportunidades económicas a largo plazo.

En cuanto a salud, su programa de Medicare para Todos cubre por completo servicios comprensivos de largo plazo y soporta servicios de salud en casa y en la comunidad.

Debemos también cumplir completamente la promesa del Acta de los Americanos con Discapacidades (ADA, en inglés). Kamala se comprometerá a enforzar el ADA y otras leyes de derechos civiles que protejan a las personas con discapacidades porque nuestro país es más fuerte cuando todos son valorados, tienen dignidad, y pueden ser parte de la fuerza laboral.