Tenemos una crisis de accesibilidad de vivienda que está afectando familias en todo el país. Los costos están aumentando, pero los cheques de pago de las personas no van acorde. Kamala ha escuchado la misma historia durante el trayecto de la campaña, una y otra vez: que familias se mantiene despiertas hasta las ultimas horas de la noche tratando de descifrar cómo pagar las cuentas y hacer que todo tenga sentido. Esta escena se repite en las mesas de comedor a lo largo del país.

Kamala va tomar pasos para asegurarse que cada americano/a tenga acceso a una vivienda asequible. La escasez de viviendas asequibles es de los principales causas de la crisis nacional de vivienda. Por eso, Kamala invertirá sobre $135 mil millones para construir y preservar cientos de miles de unidades a bajo costo.

Ella también luchará para pasar su Acto de Alivio de Alquiler que aliviará la carga de alquiler de americanos/as de manera que puedan quedarse en sus hogares. Ella luchará para pasar su Acto de Levantar para proveer recortes de impuestos a familias trabajadoras y de clase media para hacerles un poco más fácil pagar cuentas al final de mes. Ella luchará para pasar su Acto de Erradicar la Falta de Vivienda. También implementará un plan para cerrar la brecha de dueños de hogares y proveer $100 billones para ayudar a personas que históricamente han estado demarcadas y excluidas de comprar un hogar.

El plan de Kamala para solucionar la crisis de vivienda asequible, invertirá en soluciones probadas para garantizar que comunidades y familias prosperen. El plan aumentará movilidad económica para familias de bajos recursos, e a su vez aumentará la capacidad productiva para comunidades de bajos recursos. El plan abordará inequidades raciales, mediante la reducción de segregación residencial y la concentración de pobreza para familias de color.